Trencitas

Pero bueno... me he descuidado y hoy hace exactamente un mes desde mi última entrada de blog. Vaya vaya, qué vergüenza, y eso que me dije a mi misma que intentaría actualizar más a menudo que en todos mis intentos anteriores, pero bueno, aquí estoy yo otra vez.

El caso es que había estado esperando a que sucediese "algo" para poder hablar de ello en extensión, pero la confirmación sobre ese algo no ha llegado todavía y yo me he quedado enganchada a la espera, mientras he dejado pasar la oportunidad de hablar sobre un par de cosas que he hecho.

Por ejemplo, recientemente y gracias a unos de esos vídeos que Facebook consideró que eran de mi interés, descubrí las trencitas de lana. Algo súper sencillo, que lleva años luciéndose en las cabezas de mujeres y hombres, principalmente afro-caribeños, y que me había pasado bastante desapercibido, hasta que lo he visto y con las ganas que tengo de que me crezca otra vez el pelo, al comprender que con ellas puedes hacerte extensiones automáticas y coloridas por dos duros, me puse a investigar un poco sobre el tema y ver tutoriales en Youtube, hasta que por fin un día me compré la lana (Tiene que ser 100% acrílica, pues la lana natural se chuparía toda la hidratación de tu cabello) y armándome de paciencia, me puse a hacer las trenzas.
La lana acrílica que compré para mi pelo

Lo que hice fue separar mi pelo en pequeñas particiones, y luego trenzarlas junto con tres hebras de lana que había cortado anteriormente, lo cual también llevó su tiempo, porque tuve que cortar muchas y aunque tuve cuidado de doblarlas al mismo tamaño, no conseguí que todas tuvieran la misma medida, muy a mi pesar, así que el resultado fue un poco disparejo.

En total, diría que estuve unas 27 horas haciéndome trencitas, a lo largo de tres días, experimentando un poco con cómo cerrar las trenzas (Fui un poco tonta, porque no descubrí hasta bastante avanzado que valía más la pena hacer nudo y quemar las puntas que solo quemar las puntas, que además gasté dos mecheros 🤦🏻‍♀️) y haciendo malabarismos para alcanzar todos los mechoncitos.

El resultado (Recogido hacia atrás)
Cuando terminé estuve muy muy satisfecha, a pesar de que recién hechas las trenzas estaban un poco tiesas, pero al día siguiente, tras dormir, ya se habían ablandado un poco y eran tan practicables como era de esperar. A diario me las rociaba con aceite de argán en spray, aunque muchos recomiendan otros tipos de aceites como el de coco, o incluso aceite de oliva diluido (?).

Para irme a la ducha, lo recogía en un moño para no mojarlas, y cuando al fin las lavé, pues fue con cuidadito, aplicando el champú y el suavizante sólo en las raíces, y bueno... al mojarse todas las trenzas, costó un poco secarlas, aunque para facilitar las cosas, simplemente las escurrí muy bien (como quien escurre un trapo) antes de secar con toalla y pasar al final por el secador. Con todo, y tras secador, terminaron de secarse al aire en unas 3 horas. Nada que ver con las 24 horas que he visto que tardan algunas.

Ahora diréis: Un momento, ¿por qué habla en pasado? Pues simplemente, porque me las tuve que quitar hace dos días. La razón fue que, se me estaban soltando demasiado de las raíces, no se si fue porque mi pelo me ha crecido demasiado rápido o porque no conseguí anclarlas lo suficientemente bien (la cual creo que es la razón más factible). En fin, tenía como dos pulgares de pelo al aire en algunas trenzas, algunas empezaban a tirar un poco según como las colocase y eso no me gustaba.

Mi pelo, Afro Style
Para quitármelas no tuve mucho que hacer, corté los nudos de las puntas para dejar espacio a las hebras de lana por si se encogían y en un principio, empecé a deshacer cada una. Eso hasta que me di cuenta de que algunas trenzas salían solas, sujetando cada mechón con firmeza desde la raíz, y desencapsulándolo de las trenzas, tirando poco a poco. Sin embargo en algunas era imposible hacer esto sin dañar mi cabello, por lo que hizo falta deshacerlas por completo para liberarlo, en algunas ocasiones.

Una vez libre, mi pelo se había quedado un poco cardado a lo afro, pero una vez lo lavé, ha vuelto a su estado de rizos gruesos, sanos y brillantes de siempre. Diría que incluso lo veo más lustroso, aunque también puede deberse a los productos para el pelo que he usado o he descubierto aquí. Por ejemplo, hay una marca de productos capilares llamada Aussie, que me está encantando.

Durante estos días lo estoy dejando descansar pero mi intención es la de ponerme este fin de semana, si es posible a hacerlas trencitas de nuevo, o si no lo antes posible. Con lo que he aprendido de este mi primer intento, procuraré hacerlo un poco mejor, cortar la lana más parejamente y si es posible, contar con algo de ayuda para acabar antes.  😅

Microsoft ¿dígame?


El otro día, mientras revisaba Twitter vi el hilo de una chica a la que habían llamado para intentar timarla por teléfono. En cuanto leí las primeras líneas supe de qué se trataba, pues es una de las estafas más comunes (y molestas) que se dan por aquí.

Se trata del timo de Microsoft, o del Servicio Técnico. Aunque te intentan captar de diferentes formas, el núcleo del timo consiste siempre en lo mismo.

Lo que hacen:

Por teléfono, te comunican que tu ordenador tiene un Virus muy MUY peligroso que puede inhabilitar tu equipo, así que ellos, que, por supuesto, son de Microsoft (ja!) lo han detectado a tiempo y te van a ayudar a deshacerte de él.

El siguiente paso, es pedirte que enciendas tu ordenador (si no estabas usándolo) y que vayas a determinada dirección web, para bajarte el Programa de Asistencia Remota, con el cual ellos tan amables, te van a ayudar desde la distancia a deshacerte del terrible, muy horrible y contagioso Virus.

Mientras te lo descargas, ellos te guían cuidadosamente con el procedimiento de instalación. Entonces cuando lo instalas, te ayudan a configurarlo con sus parámetros y es cuando ellos al fin pueden meterse a controlar tu ordenador, y cuando ya no hay vuelta atrás.

Durante todo este tiempo no habrás encontrado nada raro en tu ordenador que está supuestamente afectado, porque obviamente no le pasa nada en absoluto, pero ahora sí que le va a pasar. Lo que hacen los estafadores una vez entran a controlar tu ordenador, es ejecutar un comando, syskey, que les permite establecer una contraseña de arranque al equipo. Una vez hacen su magia, te pedirán (o ellos directamente lo harán) que reinicies. Entonces te encontrarás con que tienes el acceso a tu ordenador y archivos, completamente bloqueado. "¡Huy!" Pensarán los más inocentes, "¡Si de verdad tenía un virus!"

Pero no, no es ningún virus, son ellos que son unos capuletos y ahora te pedirán que pagues para ayudarte a "eliminar por completo la amenaza" de tu ordenador. Desesperada, como no quieres perderlo todo, la víctima accede y les paga una cantidad de dinero indecente, que has de pagar con tarjeta de crédito. En cuanto han procesado tu pago, le quitan la clave que habían puesto y el ordenador vuelve a la normalidad. "¡Oh!" Piensa ahora la víctima, "Guau, de buena me he librado, qué majos son los de Microsoft que sólo me han cobrado (por poner una suma) 150€"

Sí, más bien, una compañía de estafadores te ha volado 150€ por la cara aprovechándose de tu buena fe y poco conocimiento sobre ordenadores e Internet.


¿Cómo detectarlo?

Pues bien fácil. 
Primero, si te llaman desde una centralita, diciéndote que tienes un virus, material peligroso, contenido inapropiado, una amenaza de seguridad, etc. en tu ordenador y se identifican como Microsoft, Apple, Google, e incluso la CIA y el FBI (para meter más miedo), cuelga, CUELGA AUTOMÁTICAMENTE.

Ninguna de estas entidades se va a poner en contacto contigo por algo así, en serio, no lo harán y en el muy, muy remoto caso de que tuvieran que ponerse en contacto los de verdad, al menos los organismos de seguridad, lo harían por comunicado oficial certificado o en persona.  

Lo bueno de esta estafa es que sólo funciona si la víctima tiene un ordenador y está dispuesta a cooperar. Así que obviamente, si intentan hacértela y no tienes ordenador, pues es algo que ya descartas desde un principio.

Es fácil también de detectar porque normalmente los que llaman no hablan tu idioma de forma nativa. Aquí en Inglaterra y en Norte América, los que llaman lo hacen desde la India, o Pakistán y creo que los que están llamando a España son también de por ahí, y de Europa del Este (Dudo que lo estén haciendo desde latino américa, pero es otra posibilidad).
Además, otro de los modos en que intentan colártela es por anuncios en Internet. Muchas veces mientras navegas tranquilamente, (sin bloqueador) te encuentras con grandes pantallazos que no se cierran alarmándote del virus que acaba de infectarte, con el número de teléfono al que llamar para solucionarlo. Obviamente, NO LLAMES!! 

Que funcionen en este formato, ocurre porque en ocasiones estos anuncios son difíciles de cerrar. Tienen sonido, colores brillantes que causan alarma y generan varios cuadros de diálogo que son tan molestos, que quien no sepa mucho de ordenadores, los tomará por ciertos y llamará a esos teléfonos en su desesperación. 

Si te ocurre a tí, es tan sencillo como armarte de paciencia, buscar la manera de cerrarlos e ignorar por completo la advertencia. Y si quieres eliminar para siempre los anuncios, te convendría instalar un bloqueador en tu navegador, como uBlock o ADBlock Plus y no los verás más. 

Sin embargo, los más vulnerables, que usan el ordenador sin saber mucho o con miedo, como niños o gente más entrada en años, pueden pasar un mal rato si ven estos anuncios y seguramente te llamen preocupados. Hazles un favor, explícales lo que ocurre, que es solo un timo, y si puedes, ponles los mismos bloqueadores de anuncios que uses tú. Y no esperes hasta que sea demasiado tarde, asegúrate de que sepan que esta estafa existe, pues más vale estar prevenidos.

Ya lo sabéis, desconfiad de cualquier supuesto servicio técnico que quiera reparar vuestro ordenador de la nada, y no llaméis a los que os alarman en Internet de las terribles amenazas en vuestro equipo, y avisad a quienes sean más susceptibles. Os ahorraréis un disgusto y bastante dinero.

 

Las Telenovelas inglesas y yo.


Una de las costumbres inglesas con las que más rápido me he adaptado es la de las telenovelas de la tarde. 

Ya en España estaba enganchada, junto con mi madre a algunas de las telenovelas que dan por la tele: Sí, yo soy de las que veían Puenteviejo (o al menos veíamos capítulos grabados atrasados) y  las series de la primera,   que antes de marcharme eran Acacias 38, Seis Hermanas y Centro Médico. Para qué negarlo, me gustaban, ¿vale?

Así que aquí no iba a ser menos. La madre de mi pareja me las mostró a los pocos días de venir y me costó nada engancharme y enterarme de lo que estaba pasando. Ahora, con el paso de los meses, espero religiosamente a que lleguen las 7 de la tarde para comenzar con nuestro maratón de telenovelas diario. 

Lo que me costó un poco entender, era el sistema de sus horarios... Vamos a ver, supongo que por algo de facilitar las cosas a la audiencia o alguna razón que tampoco me he parado a investigar, las tres telenovelas que veo se emiten intercaladas en dos cadenas diferentes. No se emiten todos los días y algunos días se emiten dos veces. 

Así que el croquis de estas tres series es:
Lunes: 
19:00 - Emmerdale (ITV)
19:30 - Coronation Street (ITV)
20:00 - East Enders (BBC One)
20:30 - Coronation Street (ITV)

Martes: 
19:00 - Emmerdale (ITV)
19:30 - East Enders (BBC One)

Miércoles: 
19:00 - Emmerdale (ITV)
19:30 - Coronation Street (ITV)

Jueves: 
19:00 - Emmerdale (ITV)
19:30 - East Enders (BBC One)
20:30 - Emmerdale (ITV)

Viernes: 
19:00 - Emmerdale (ITV)
19:30 - Coronation Street (ITV)
20:00 - East Enders (BBC One)
20:30 - Coronation Street (ITV)

Superclaro, a que sí? 
Nada lioso para nada. 
A veces puedes saber qué día de la semana es, sólo por qué telenovelas dan ese día. O algo. 
Pero a mi me parece súper curioso. 

Otra cosa que me sorprende mucho es que estas series llevan AÑOS (Así, en mayúsculas) en emisión. Emmerdale (que antes se llamaba Emmerdale Farm)comenzó en 1972, si no me equivoco, EastEnders comenzó en 1985 y el premio se lo lleva Coronation Street que empezó en 1960. Para que luego os quejéis de que Puente Viejo es eterna. 

Con lo longevas que son éstas series, naturalmente sus personajes han ido creciendo junto con la trama, (y los espectadores) desde niños a adultos... Si de normal en cuanto sigues la trama de turno, te haces a los personajes y éstos pasan a ser casi parte de la familia. ¿Os imagináis cómo debe de ser esto cuando un personaje te ha acompañado años, y llegado un momento se va de la serie o muere? 

Pues dramón, acontecimiento social, revuelo, motivo de debate y casi luto nacional. Una pasada, un legado cultural heredado de generación en generación. Y ¡Me encanta! Guilty Pleasure #1!!

Quizá otro día os cuente de que va cada una (Y os enganche desde la distancia) 

31 Años: Una Semana después.


Hace una semana fue mi cumpleaños: el número 31. ¡Aquí estoy, embarcada en mi trigésimo segundo año de vida!

Cuando me paro a pensarlo, no soy capaz de percibir el paso de los años. Sé que una vez cumplí los 20, los 25, los 28... pero, es como una bruma, el tiempo ha pasado, yo me sigo sintiendo igual, llena de vida, me sigue gustando lo mismo de siempre, pero son ya más de treinta años. Es una sensación extraña y me imagino que si tengo esta sensación a esta edad, cuando pasen muchos más años la sensación será mucho más fuerte. Me imagino como se siente la gente que es mayor que yo, y desde luego te hace verlo todo con distintos ojos.

Como le decía a mi madre horas antes, la vida pasa muy rápido y no hay que darlo todo por sentado. Hay que disfrutar todo lo bueno que nos ocurra, de todos aquellos que nos quieren y que nos rodean. También hay que meditar sobre las cosas malas, sobre aquello que podamos aprender de ellas. Esto no es nada más que un eterno aprendizaje y es increíble lo mucho que cambian las cosas de la noche a la mañana.

Hace un año, no tenía ni idea de dónde estaría a día de hoy. No tenía ni idea de que encontraría el amor (en esta semana también se cumple un año desde que le conocí) y de que emigraría a otro país por ello, a empezar desde cero. ¡No sabía que se podía ser así de feliz!

Os aseguro que este cumpleaños ha sido por ahora, el mejor de mi vida. Me han mimado mucho, he recibido tarjetas, un montón de regalos, he ido al cine, he salido a comer... Guau, ¡me voy a mal acostumbrar!

Entre los regalos, había varias cosas que quería de verdad, como el juego The Legend of Zelda: Majora's Mask para la 3DS (mi favorito de Zelda, pese a la opinión popular), Pokémon Luna, o la tableta gráfica que veis junto estas líneas. ¡Más de lo que podía imaginar!

He ido probándola por aquí y por allá, redescubriendo todo lo que puedo hacer con ella, y entre otras cosas, he rediseñado el logo de la página y cambiado de nuevo la plantilla de este blog. 😻 ¿Qué os parece?

Mi viejo LiveJournal


Hoy encendí el ordenador para, entre otras cosas, enviar currículums y escribir un poco más de mi novela (la cual ha sufrido un pequeño contratiempo que os contaré más adelante). Cuando terminé de mandar uno de los emails, en vez de ponerme a escribir, entré a Facebook, y como no encontraba nada que no hubiese visto ya en mi móvil, y como era lógico, volví a mi Libre Office Writer a seguir escribiendo hice click en otro de mis links de la barra de herramienta de marcadores.

Se trataba de mi página principal de LiveJournal, una plataforma creada en 1999, donde creé el cual fue mi blog principal desde 11 años atrás y que dejé de utilizar en 2011 (Año en el cual sólo escribí una entrada 😥) y sin pensarlo dos veces, me dediqué a echarle un vistazo a mis antiguas entradas. Como era de esperar, al hacerlo me entró un montón de nostalgia, de cómo era yo hace más de una década, con mis aficiones a flor de piel, desesperada por encontrar el amor, sin saber todo lo que vida me tenía preparado.

Pero lo que más me ha sorprendido comprobar, era lo abiertamente que hablaba en aquellas antiguas entradas, cómo todo lo que escribía salía de corazón, sin planificación alguna, totalmente personal, honesto y lleno de vida. Lo que escribía en aquellos años no tenía censura, era mi lugar seguro, mi forma de expresión y mi medio para compartir mis pequeños relatos,mis vivencias y mis sueños. Estaba dotado de tanta frescura que ahora mismo incluso me provoca un poco de envidia. ¿Por qué ahora soy incapaz de escribir un blog así?

Creo que la respuesta está, básicamente en la forma en que, a día de hoy, la visión de un "bloguero", o un "youtuber", o cualquier medio de expresión pública, está contemplada más como un modelo de negocio, que como una plataforma de expresión personal, como lo era antes.

Ahora los blogueros famosos, ya no son sólo blogueros famosos, sino "curators" patrocinados. Ahora todo el mundo busca vender, ganar dinero con anuncios, buscar el mayor número de visitas posible, optimizar recursos, sí. Ahora las entradas tienen que estar optimizadas para que aparezcan en Google, muy muy arriba: que si que tienes que poner palabras clave, al menos una imagen en cada post, el título en encabezado, utilizar negrita para enfatizar, cuidar los meta-datos, escribir un extracto para Google, escribir al menos x entradas a la semana para permanecer alto en el ráking, utilizar un lenguaje que te haga resultar atractivo, y tener cuidado con lo que escribes, no vayas a cansar a tus lectores, o hacerles perder el interés.
La plataforma LiveJournal cumple 18 años. 
Yo creé mi cuenta en 2006

Escribir ahora un blog es algo demasiado sintético, normalmente la gente busca una temática concreta, los que escriben buscan ser originales, buscan atraer a más gente, y a la larga, lo que se pierde es la honestidad y ese impulso que te hacía continuar escribiendo. Lo que antes se hacía como un hobby, ahora es sólo una máquina de popularidad, una competición, donde todo vale, desde entradas con solo dos frases para llenar el cupo de x entradas a la semana y no has tenido tiempo (ni motivación ara hacerlo), a copiar el tema de lo que hablan otros blogs, llegando al punto de que muchos directamente roban artículos de otros blogs. Y esto último lo hacen blogs pequeños, mientras no tienen visitas, hasta blogs grandes y conocidos, aprovechándose de otros blogs que sí son de calidad pero no son tan populares.

Todo esto lo aprendí un par de años atrás, cuando por una corta temporada fui lo suficientemente ingenua de aceptar ayudar a cierta persona con sus escritos y sus redes sociales. Me pagaba una cantidad irrisoria (solo dos cifras, al mes) por estar todo el día pendiente de todo, y tenía que escribir en su Blog y en su Social Media como si fuese ella. Nadie sabrá jamás que esas entradas no eran de ella, sino mías, nadie sabrá la de veces que me pidió que literalmente copiase un artículo entero (lo cual siempre me negué a hacer). Fue haciendo eso que aprendí un poquito de Social Media, y cuando me entró la neura de que yo también tendría que hacer lo mismo en mis siguientes proyectos. Hablo de las "estrategias" de blog, obviamente, dentro de mi moralidad, me niego a copiar artículos, y menos, palabra por palabra. Pensé que tenía que dedicarme sólo y exclusivamente a cubrir determinados temas, pensé que tenía que seguir todas las reglas, olvidarme de hacer un blog personal, porque a nadie le importa ya la frescura de las opiniones sinceras. Porque, palabras textuales, la gente  es muy tontita y solo busca "Contenido".

Si habéis leído mis antiguas entradas encontraréis ese antiguo patrón: Sólo determinados temas: cine, videojuegos, música, tips acerca de Second Life y las entradas personales, escasas. ¿Qué ha pasado? Que me he pasado más tiempo evadiendo escribir, porque pensaba que aquello de lo que quería hablar no era interesante, o que no sabía enfocarlo de modo atractivo. O que no tenía material suficiente para hacer una entrada de calidad, o no tenía tiempo para investigar. Al final, perdí la motivación, eventualmente cambié de plataforma, pasé mis entradas antiguas al blog que encontraréis en la barra lateral, y hasta aquí hemos llegado. Un blog casi vacío por un bloqueo terrible, sin saber de qué debería hablar para atraer a gente, pensando que lo que quiero contar no vale la pena porque no tiene gancho.

Hasta que revisé mi antiguo LiveJournal, con mi diario de sueños, relatos, lleno de sentimientos y opiniones, datos interesantes e incluso denuncias. Si acaso lo encontráis y queréis leerlo ahora, mala suerte, sus entradas son ahora privadas, sólo para mi, para mi recuerdo. Me he pasado un buen rato releyéndolo, haciendo copia de seguridad de todas mis entradas, guardando aquellas con material interesante en mi disco duro. Al leerlo he recordado otros tiempos, a amigos perdidos, porque hay gente a la que dejé de hablar y porque las comunidades a las que pertenecía están muertas... Pero me han servido para abrirme los ojos, para llegar a hacer esta larga reflexión. Antes me lo pasaba bien escribiendo mi antiguo blog. Era libre.

Echo de menos esa libertad, y pienso recuperarla.